Cuando los jueces de Guadalajara son ciegos, mudos y sordos frente a los abusos de la banca

“La absolución del culpable es la condena del juez”
Publio Siro (Siglo I a.c.)

En los juzgados de Guadalajara, gana la banca.

En los más de cinco años de vida de la PAH de Guadalajara, han sido centenares los casos que han pasado por nuestras asambleas. Centenares de afectados y afectadas que nos relatan su angustia, su dolor y su frustración por percibir que en las semanas venideras pueden verse en la calle. El papel que juegan a partir de ese día el resto de afectados es el de socializar ese sufrimiento, el dar apoyo mutuo y encontrar una explicación colectiva a esta bofetada, hasta que finalmente el afectado o afectada llega a la conclusión lógica: somos víctimas de un engaño que pretende arruinar nuestras vidas y la de nuestros vecinos.

En este tiempo de lucha por el derecho a la vivienda lo hemos visto todo: maniobras del director de la entidad, llamadas extorsivas, cartas amenazantes, timos descarados y redacciones tramposas de contratos que recién hoy podemos percibir las consecuencias. En este contexto, la demanda de justicia parece la consecuencia natural de este sentimiento de impunidad de la banca.

Pero lamentablemente, no es solo un sentimiento. La impunidad de la banca en los juzgados de Guadalajara es real, y la venimos apreciando de manera muy especial en los últimos meses.

Mucho ha llovido desde que la crisis hipotecaria española comenzara a ser noticia. Desde valientes sentencias de jueces de primera instancia de la geografía estatal hasta las reprimendas que organismos internacionales han hecho a España por la injusta regulación de los procedimientos hipotecarios, pasando por las sentencias y declaraciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea(TJUE) que establecen en la práctica que todos los procedimientos deben ser revisados y en la mayoría de los casos, anulados.

Esta realidad, que debería formar parte de los centenares de resoluciones de procedimientos de ejecución hipotecaria que se han dictado en nuestra provincia en los últimos años, parece que ni se los vé ni se los espera.

Autos abiertamente pro banquero, maltrato a los deudores por parte de Secretarios Judiciales y jueces cuando estos acuden a la sede judicial, aplicación restrictiva de todos aquellos aspectos legales que puedan beneficiar al deudor y convalidación judicial de todas las barbaridades que los abogados de las entidades financieras plasman en las demandas contra los afectados.

Uno de los aspectos más relevantes de las sentencias que el TJUE ha emitido en materia de procedimientos de ejecución hipotecaria es otorgar al juez la facultad y la obligación de revisar de oficio si los préstamos hipotecarios que pasan por sus manos se adaptan a la normativa comunitaria en materia de protección de los derechos de los consumidores.

Ni una sola resolución judicial de los centenares de casos que han pasado por la PAH de Guadalajara incorpora este planteamiento, ni una. Por otro lado, y al contrario que el camino emprendido en otras provincias, la Audiencia Provincial ha ratificado esta sordera de los jueces ante contratos hipotecarios cuando el deudor osaba recurrir una resolución manifiestamente injusta, y que deberían haber sido declarados nulos de acuerdo a la normativa comunitaria.

Si se legisla a favor de los bancos y se sentencia contra los afectados, a los que los jueces de esta provincia condenan además a cuantiosas costas judiciales por oponerse a regalar su casa al banco, ¿qué queda?. La Administración de Justicia deberá hacerse cargo del creciente desprestigio que los jueces de Guadalajara tienen entre los centenares de deudores que se sienten desprotegidos.

No obstante, al igual que hemos señalado a los ministros y presidentes de los gobiernos que han permitido este desastre nacional que ha destrozado la vida de miles de personas, tampoco dudaremos un segundo en señalar públicamente a los que, desde la sede de la Pza. Fernando Beladíez, convalidan el inmoral sistema hipotecario cuando tienen elementos más que de sobra para poner fin a este gran fraude.

Desde la PAH de Guadalajara instamos al juez Decano de Guadalajara a una reunión urgente para evaluar el estado de situación de los deudores hipotecarios en los procedimientos en curso y los que han terminado con la entrega de la vivienda, así como el estado de aplicación de la doctrina del TJUE y de los casos más evidentes de “justicia pro banca” que nos hemos encontrado.

El espaldarazo judicial que recibe la banca diariamente en esta provincia se tiene que acabar.
Guadalajara, a 13 de abril de 2016

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acciones y manifestaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s