ENTREVISTA a Adrià Alemany (PAH): “La dación en pago permitiría a las familias empezar de cero”

Felipe González y Artur Más a favor, la ministra Salgado en contra… No cabe duda que la dación en pago, o lo que es lo mismo, que la entrega de la vivienda salde la deuda hipotecaria, es uno de los temas más candentes del momento, sobre todo teniendo en cuenta las alarmantes cifras de desahucios de los últimos 2 años.

Para hablar de su posible instauración en España, de la situación actual y de qué opciones tienen los afectados, hemos entrevistado a Adrià Alemany Salafranca, economista y portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

“Es inmoral y perverso que una familia no solo sea desahuciada sino que además continúe arrastrando una deuda de 100, 200 o 300.000 euros”, dice Adrià Alemany, portavoz de la PAH. (Foto: Diari de Sabadell)

HelpMyCash: ¿Desde cuándo PAH aboga por la dación en pago y por qué?

Adrià Alemany: Desde que se creó la PAH, en Febrero de 2009, ya se incluyó en nuestro manifiesto la reivindicación de regular la dación en pago.

La propuesta de modificación fue presentada públicamente en marzo de 2010 y enviada a todas las formaciones políticas con representación parlamentaria. El grupo mixto ERC-IC-IU se prestó a presentarla en el parlamento. El 16 de junio de 2010 la propuesta de la PAH fue debatida en la comisión de vivienda del congreso. Desde entonces permanece bloqueada.

HMC: ¿Por qué creeis que la entrega del piso debería ser suficiente para saldar la hipoteca?

AA: La dación en pago es una propuesta de mínimos que permitiría a las familias empezar de cero, una propuesta que, formulada de una u otra manera, se aplica en todos los países de nuestro entorno.

Es inmoral y perverso, además de constituir un intolerable agravio comparativo, que una inmobiliaria que ha hecho de la compraventa de viviendas un negocio extremadamente lucrativo, pueda canjear su deuda por activos extinguiendo así sus obligaciones, mientras que una familia, que accedió a una hipoteca para satisfacer una necesidad, no solo sea desahuciada sino que además continúe arrastrando una deuda de 100, 200 o 300.000 euros.

HMC: ¿Cuáles son las cifras de personas en peligro de embargo en España que podrían solucionar su situación con la dación en pago?

AA: Desde que estalló la crisis en el 2007 hasta el tercer trimestre de 2010 se habían iniciado en todo el Estado alrededor de 250.000 ejecuciones hipotecarias, según datos del CGPJ. Sin embargo, no tenemos datos más concretos. La opacidad y la falta de transparencia es una constante. En repetidas ocasiones hemos interpelado a la administración para que facilite información sobre lo que ocurre con las familias que son desahuciadas, cuál es el número de viviendas vacías o  viviendas en manos de entidades financieras, etc., etc. Sin estudios ni indicadores fiables, no entendemos cómo se pueden diseñar políticas ni tomar decisiones.

HMC: ¿Creéis que aplicarla sería justo en todos los casos? ¿No hay personas que estiraron más el brazo que la manga en su día y ahora buscan una píldora mágica que le solucione el problema sin secuelas?

AA: La propuesta no está pensada para amparar a aquellos que especularon con la vivienda, sino a aquellos que se vieron empujados a endeudarse con el objetivo de cubrir una necesidad elemental y un derecho fundamental recogido en nuestra constitución. Por este motivo se restringe a la vivienda habitual.

Las familias nunca han negado su parte de responsabilidad. Sin embargo, nos han bombardeado con este argumento con el fin de desviar la atención sobre los auténticos responsables de la situación. Desde la PAH realizamos  un vídeo, El ADN de la burbuja inmobiliaria

El ADN de la burbuja inmobiliaria from Afectadosporlahipoteca on Vimeo.

que intentaba reconstruir el clima y los mensajes que políticos, expertos y medios de comunicación transmitían antes del estallido de la burbuja, y que abonaron el terreno para sembrar lo que muchos denominan la cultura propietaria de los ciudadanos de este país. ¿Somos responsables de una crisis causada por  el sistema financiero y que nos ha dejado sin trabajo y sin ingresos suficientes para cumplir con nuestras obligaciones? ¿Somos responsables de que en España se haya conculcado sistemáticamente el derecho a una vivienda y se haya alimentado una burbuja inmobiliaria que hasta hace dos años se negaba que existiera? ¿Somos culpables de que nuestro ordenamiento jurídico contemple una ley medieval que permite a las entidades financieras adjudicarse la vivienda por un 50% del valor de tasación, condenando a las familias a la pobreza y a una deuda de por vida? ¿No fueron los mismos legisladores los que con su conducta irresponsable, negligente y cómplice de los intereses inmobiliarios legislaron para promover que las familias accedieran a una vivienda a través del sobreendeudamiento?

La desgravación fiscal por la compra de una vivienda en detrimento del alquiler, la importancia de los impuestos relacionadas con la compraventa de inmuebles para cuadrar los presupuestos de las administraciones locales, la reforma de la ley de arrendamientos urbanos que otorgaba una tremenda inseguridad al inquilino y que en la práctica deshecha el alquiler como una opción estable y segura de acceder a una vivienda, la desregulación del mercado financiero y la falta de mecanismos de control del crédito hipotecario permitiendo hipotecas a 50 años con el efecto inflacionista que conlleva sobre el precio de la vivienda, la ausencia de alquiler asequible, los incentivos perversos y cortoplacistas de las entidades bancarias para conceder préstamos a personas que sabían que no eran sujeto de crédito.

Plantear los contratos hipotecarios como un contrato entre iguales es demagógico. No hay nada más perverso que tratar de iguales a los desiguales. Los contratos hipotecarios se firmaban por adhesión y contienen un lenguaje incomprensible para el común de los mortales. Las familias recibían el contrato hipotecario 5 minutos antes de firmar, sin la posibilidad de estudiarlo ni leerlo detenidamente. “O lo tomas o lo dejas y pierdes la oportunidad de tu vida”. Los notarios, que en principio deberían esclarecer las condiciones del contrato e informar sobre las consecuencias que conllevaba su incumplimiento, eludieron sistemáticamente sus obligaciones, cómplices de lo que consideramos un fraude generalizado a la ciudadanía.

Sin embargo las consecuencias solo las está pagando la parte más vulnerable y más indefensa, mientras bancos y cajas reciben millones de euros en ayudas públicas sin ninguna contrapartida a cambio.

HMC: Además de los responsables del Gobierno, algunas voces de la prensa económica apuntan a que aprobar la dación en pago por ley encarecería las hipotecas o ‘desmontaría’ el sistema. ¿Qué opináis al respecto?

AA: La ministra Salgado manifestaba la dificultad de aprobar una medida que “pondría en riesgo la fortaleza del sector financiero”, pero ¿alguien se ha molestado en cuantificar las pérdidas que conllevaría para el sistema financiero aprobar la dación en pago? ¿Alguien se ha tomado la molestia de evaluar el coste económico y social de no aprobarla?

Hagamos algunos cálculos. Según el INE, Tinsa o el mismo Banco de España, desde que alcanzó su máximo histórico en diciembre de 2007, el precio de la vivienda se ha devaluado un 20%. Desde 2007 hasta finales del 2010, los procedimientos de ejecución hipotecaria iniciados suman 300.000. Durante el auge inmobiliario, el importe medio de las hipotecas concedidas ascendía a 150.000 euros. Sin embargo, y habida cuenta de que la mayoría de procedimientos ejecutorios se producen para hipotecas suscritas a partir del 2004, el importe medio de las hipotecas ejecutadas es de un orden mayor. Siendo generosos y tirando al alza, pongamos que la deuda media es de 250.000 euros. Puesto que en la mayoría de casos el préstamo hipotecario se concedía por el 100% del valor del piso, una depreciación del 20% implica que cada vivienda se ha devaluado 50.000 euros. Si multiplicamos 50.000 euros por las 300.000 viviendas ejecutadas, nos da un total de 15.000 millones de euros. Es decir, si se aceptara la dación en pago, bancos y cajas perderían 15.000 millones de euros. Una cantidad que, sin ser despreciable, es un 25% inferior a los beneficios que obtuvieron durante el ejercicio 2009, muy inferior a los 100.000 millones de euros del FROB, y mucho menos significante si lo comparamos con el total de ayudas que en concepto de avales, compra de activos tóxicos e inyecciones de liquidez a tipos de interés subsidiado, han percibido las mismas entidades. El problema, por tanto, no es lo que pierden sino lo que dejan de ganar adjudicándose unas viviendas a precios de saldo, en lo que constituye un ejemplo de acumulación por desposesión.

Y con respecto al encarecimiento del crédito, lo que no dicen es que aprobar la dación en pago provocaría una restricción del crédito hipotecario para adquisición de vivienda, tanto por el lado de la oferta (a mayor riesgo, más cautela en la concesión del crédito) como por el lado de la demanda (ya que efectivamente el crédito sería más caro), que arrastraría a la baja el precio de la vivienda. Por lo tanto tendríamos hipotecas más caras, pero viviendas más baratas.

HMC: ¿Qué aconsejaríais a una persona que está a punto de perder su casa? ¿Qué debe y qué no debe hacer?

AA: Depende de en que fase se encuentre. Habría que analizar primero en que fase del proceso de ejecución se encuentra. ¿Ha dejado de pagar pero todavía no le han interpuesto una demanda de ejecución? ¿Ya ha recibido la demanda? ¿Ya le han subastado la casa? ¿Tiene notificación de desahucio? No se puede generalizar. Le diría que entrase en nuestra web y se empapara, que diera un vistazo a nuestros consejos generales, que solicitara justicia gratuita puesto que le ahorraría las costas del proceso que son elevadísimas y constituyen una auténtica aberración. Le preguntaría si tiene expectativas reales de encontrar trabajo en un margen de tiempo razonablemente corto. En caso afirmativo, le aconsejaría que intentara renegociar con el banco la manera de reducir temporalmente las cuotas. Las casuísticas pueden ser infinitas y no hay recetas mágicas universales.

Lo que sí le diría a todo el mundo es que no tenga miedo ni verguenza ni se sienta culpable de la situación que atraviesa. Que no tiene culpa de la crisis, ni de haberse quedado sin empleo. Que lo primero es dar de comer a sus hijos. Que no tema al banco ni se deje amedrentar ya que muchos ciudadanos sufren un auténtico acoso/humillación por parte del departamento de recobros. Recuperar a las familias anímicamente, incluso más allá de los consejos y asesoría que podamos ofrecer, es una de las labores más importantes de la PAH. Y les diría que cuando las leyes son ilegítimas y sobreprotegen los intereses de una minoría privilegiada en detrimento del interés de la ciudadanía, es nuestra obligación hacer efectivos nuestros derechos. Así que hay que defenderlos.

HMC: Y por último, en una escala del 1 al 10, ¿cuál es vuestro grado de confianza en que la dación en pago sea una realidad en España?

AA: El grito de guerra que acompaña nuestra lucha es: “Sí, se puede“. Y estamos convencidos de ello y de que finalmente la voluntad de la ciudadanía se verá reflejada en las leyes. De lo contrario sería un mal augurio para la democracia y un síntoma inequívoco de que hemos transferido la capacidad de legislar a los mercados de capital internacionales. Así que confiemos en nuestra salud democrática y pongamos un 10.

Adrià Alemany Salafranca es economista y portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

Fuente: http://www.helpmycash.com/blog/entrevista-a-adria-alemany-pah-la-dacion-en-pago-permitiria-a-las-familias-empezar-de-cero/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nueva. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s